Despidos ilegales en Guánica

Municipio de Guanica

Luego de un año fuera de sus empleos en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Guánica, las enfermeras Vilma y Carmen fueron repuestas en su empleo por orden del Tribunal Superior de Ponce, que consideró que el despido fue ilegal por discriminar por razón de edad. El caso fue representado por el Lcdo. Héctor Pérez, en un acuerdo de colaboración entre la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana y PROSOL UTIER.

Por otro lado, posterior a los despidos mencionados, para diciembre del 2017 el municipio subcontrató a una compañía privada para ofrecer los servicios médicos del CDT. Esa compañía a su vez, subcontrató a los empleados municipales en puestos de enfermería y médicos para dar los servicios. En tres meses la compañía incumplió el contrato, por lo cual el municipio volvió a reclutar al personal de enfermería y médicos.

Actualmente PROSOL UTIER representa a los empleados que reclaman el salario que la compañía privada les adeuda. También reclamamos que se nombre con carácter permanente al personal de enfermería del CDT y se garantice el mejor servicio al pueblo.