Sí, Islandia es el mejor país en el mundo para las mujeres. Esto no es una frase utópica ni una exageración, sino una afirmación contrastada por el World Economic Forum. Desde el primer día de 2018, este país ha elevado su objetivo hasta convertirse en el modelo a seguir en cuestiones de igualdad: se ha convertido en el primero en prohibir por ley que los hombres puedan cobrar más que las mujeres en trabajos de la misma categoría.

Esta ley entró en vigor el pasado 1 de enero y establece que la diferencia salarial por género es ilegal tanto en empresas privadas como en públicas de más de 25 trabajadores. Para ello, el gobierno someterá a auditorías a las compañías, estableciendo sanciones para las que incumplan la medida y exigiendo a todas un “certificado de igualdad salarial”.

Expertos en igualdad de género se han felicitado por la medida y esperan que la legislación islandesa anime otros países para abordar esta lacra. Subrayan, además, la necesidad de combatir la falta de políticas a favor de las mujeres a escala global.

Aun queda un largo camino por recorrer. La primera ministra, Katrin Jakobsdottir, marca 2022 como fecha para acabar con la brecha salarial en un país en el que, pese a estar por encima de la media, sólo el 38% del parlamento está constituido por mujeres.

Un informe publicado por el Foro Económico Mundial en noviembre de 2017 resalta que Islandia encabeza el ránking mundial en igualdad de género. Esta posición, según apunta el estudio, se alcanza gracias a una “acción colectiva y a la solidaridad de las defensoras de los derechos humanos, la voluntad política y herramientas como la legislación, un presupuesto de género y las cuotas”.

Las claves

“El éxito se puede atribuir a que las mujeres asumen el poder y crean alternativas a las ‘verdades’ dominantes masculinas y hacen visibles las realidades invisibles de las mujeres, sobre todo las prácticas discriminatorias, incluido el acoso y el abuso sexuales”, apunta el organismo.

El informe acaba destacando que “el progreso de Islandia se puede atribuir a que las mujeres y los hombres comparten el poder entre ellos como responsables de la toma de decisiones” y que, además, cada vez “más hombres apoyan la igualdad de género”.

Los diputados belgas aprobaron hoy por amplia mayoría una ley que apunta a luchar contra los llamado "fondos buitre", que no podrán reclamar ante la justicia belga el cobro de deuda en default de países en dificultades por su valor de emisión.

Según la nueva ley, aprobada por los diputados de nueve de las principales formaciones políticas del reino, los jueces belgas podrán determinar si un fondo puede ser considerado como "buitre".

Si así lo determina el juez, el fondo en cuestión sólo podrá recuperar lo que pagó por la compra de los bonos, y no podrá aspirar a cobrar su valor de emisión.

Esta nueva ley dará la posibilidad al juez de rechazar la ejecución de una decisión judicial emitida en el extranjero, un elemento de importancia para Bélgica, país en donde tiene su sede Euroclear, una cámara de compensación financiera por la que transita la mayoría de las transacciones financieras mundiales.

En marzo, el juez de Nueva York Thomas Griesa ordenó a Euroclear bloquear los pagos emitidos por Argentina mientras que el país no salde su deuda con los fondos que rehusaron entrar en la reestructuración de la deuda de 2005 y de 2010.

Un total de 7% de los tenedores de bonos impagos desde el default de 2001 no entraron en esos canjes efectuados por Argentina con importantes quitas. El fondo NML Capital y el fondo Aurelius, entre otros querellantes, litigan en los tribunales de Nueva York para obtener el pago de la totalidad del valor de los bonos.

En un comunicado, el diputado socialista que impulsó la ley, Ahmed Laaouej, celebró la "victoria contra los buitres de las finanzas", a pesar de "las fuertes presiones de varios grupos de presión nacionales e internacionales".

"Estas presiones eran de los representantes de la finanza estadounidense y de bufetes de negocios presentes en Europa que defienden los intereses de algunos clientes, los fondos buitre", precisó el diputado socialista a la AFP.

"Deseamos lanzar una verdadera dinámica europea a la espera de una legislación internacional. Pero se trata también de un paso importante hacia más ética financiera: esta ley constituye una señal fuerte a los fondos de inversión poco escrupulosos que especulan de manera innoble", agregó.

En los últimos años, el Gobierno griego ha implementado un recorte presupuestario que generó ninguna contratación de docentes en el sector público.

Al menos 3.000 maestros salieron este lunes a protestar en las calles de Atenas, capital de Grecia, para exigirle al Gobierno la creación de más puestos de trabajo para docentes de primaria en el país.

Tras los llamados de huelga, varios gremios sindicales y miles de profesores se congregaron a las afueras del Parlamento griego para demandar cambios en los programas del Gobierno y el aumento de las contrataciones en el sector público.

Durante la jornada de protesta, organizaciones humanitarias denunciaron que miembros de la policía antidisturbios de Atenas reprimieron a los manifestantes con bombas lacrimógenas y carros especiales para lanzar chorros de agua.

Los profesores aseguran que, debido al poco personal y a las reducciones en los puestos de trabajo, deben lidiar con una mayor carga laboral. Asimismo, reivindicaron la defensa de los derechos de muchos docentes y profesionales que se encuentran sin trabajo en todo el país.

En los últimos años, el Gobierno griego ha implementado un recorte presupuestario enfocado en la disminución del gasto público y, en consecuencia, no se han realizado nuevas contrataciones en el sector educativo.

Por otro lado, cientos de estudiantes de la Universidad Aristóteles en Tesalónica salieron a manifestar en rechazo a la actual política educativa y el alto costo de las matrículas estudiantiles.